> La ruta del vino y de los sabores
La ruta del vino y de los sabores

 

Es un camino que serpentea a través de seis municipios: Menfi, Sambuca di Sicilia, Santa Margherita Belice, Montevago, Burgio y Caltabellotta.


Menfi es uno de los municipios que junto a Sambuca di Sicilia, Santa Margherita di Belice y Montevago, caen en el Valle de Belice y son miembros de la Asociación de la Ruta del Vino Terre Sicane, nacida de la unión de entidades públicas y privadas presentes en el territorio para la valorización de los productos enogastronómicos de la zona. Un proyecto que empujó a los municipios a poner en común sus energías y recursos junto con los de los productores de vino, granjas, restaurantes, alojamientos y artesanos para asegurar con eventos específicos, demostraciones y servicios, una mejor calidad de vida.

 

Una visita a los lugares de la Ruta del vino Terre Sicane no sirve sólo para admirar y apreciar la belleza arquitectónica y natural, sino también para conocer y disfrutar de la singularidad de la zona, los sabores únicos y especiales que esta tierra ha generado, preservado y garantizado en el tiempo. Se trata de una fascinante tierra,rica de historia y donde la belleza del medio ambiente corresponde a una agricultura rica, principalmente la producción de vino.


El vino de estas zonas  está dedicado a una de las más importantes iniciativas enológicas y culturales de Italia: Inycon - Muestra del artesano y Fiesta del Vino.
  

Estas tierras reservan agradables sorpresas en cada esquina y sugerencias y, aunque la actividad principal es aquella vitivinícola propia del territorio  "Terre Sicane", no se olvide de que son tierras que dan vida a una amplia gama de ecotipos locales. Es el caso de la alcachofa de Memphis y del higo chumbo de Santa Margherita Belice.


Santa Margherita Belice, en particular, es el mayor fabricante del hugo chumbo, el fruto más característico de Sicilia.


La ganadería(ovina) y la empresa de productos lácteos también ocupan un papel importante. El reconocimiento de una raza autóctona: las ovejas del Valle de Belice y la producción de "Vastedda del Belice" un queso pequeño y plano, único en su génere.


Aquí, incluso los pasteles se ven afectados por la antigua tradición, que es el caso del dulce al que no se puede renunciar pasando por Sambuca di Sicilia, le minne di virgini. Este dulce está vinculado a Sambuca-Zabut siglo XVIII, y en particular a la noble familia Beccadelli. Donna Francesca Reggio, se convirtió en Marquesa de Sambuca al casarse con Don Giuseppe, en la boda de su único hijo Pietro, le dijo a la hermana Virginia Casale di Rocca Menna de el Colegio de María de "ir a por todas" para llegar a algo completamente nuevo. En 1725, la Hermana María Victoria, la última monja de la orden de Collegine, creó uno de los pasteles más dulces de la pastelería siciliana.
 

También los habitantes de Burgio han logrado combinar las riquezas que ofrece la tierra con las necesidades del paladar: manjares tradicionales del arte culinario tradicional y sabores pasados. El procesamiento de la leche aquí da lugar a variedades de deliciosos quesos típicos (primosale, canestrato, ricotta) y el mismo dominio en la elaboración de refinamientos culinarios se puede encontrar en las deliciosas salchichas a la parrilla junto a los "stigghiole" (tripas de cordero rellenas con cebolla, sal y pimienta).


Los productos típicos de la agricultura burgitana (naranjas, melocotones, aceitunas) son algunos de los más famosos de la producción de Sicilia por las cualidades organolépticas que poseen.
 
Caltabellotta, finalmente, además del valioso patrimonio histórico-artístico y paisajístico, también cuenta con una zona rica en la ganadería yen los productos alimenticios.


El aceite es uno de los productos preciados obtenidos en el territorio, el aceite Caltabellotta es famoso desde la antigüedad por sus características organolépticas distintivas y por su sabor único y que se obtiene a partir del cultivo de dos variedades de olivos locales: el " Biancolilla "la" Nocellara del Belice ".


Así que la gastronomía local refleja gran parte de la tardición y de los productos locales, es una cocina "campesina" y "pobre", hecha de platos sencillos, poco elaborada, pero también muy original y sabrosa, de robustos y concretos sabores. Recordemos: la froscia, (un plato hecho de pan con huevos, queso, ricotta,leche y espárragos) que tradicionalmente se cocina en la fiesta de la Pascua; lu cannaleri en cambio, es un huevo duro coloreado, metido en una pasta dulce, también ésta a base de huevo y con forma de pez o paloma o cesta; en Navidad en cambio,se cocinan los cuddureddi, dulces rellenos de mermelada de higos.
 

 

 


plantilla descriptiva
Nombre: La ruta del vino y de los sabores
Noches
1